Bicicletas eléctricas hibridas

El término de bicicleta eléctrica es tan conocido hoy en día que muchos llegan a pensar que una bicicleta eléctrica automáticamente es una bicicleta hibrida, ya que funciona tanto con la ayuda de un motor, como también con el pedaleo que el usuario lleva a cabo mientras la conduce, pero en realidad son dos cuestiones muy diferentes y ahora te explicamos por qué.

Bicicletas que se enchufan y bicicletas que se cargan solas

En este subtítulo te hemos resumido básicamente toda la diferencia entre las bicicletas eléctricas hibridas y las bicicletas que son solamente eléctricas, las cuales necesitan por completo de la energía que se obtiene de un enchufe para cargar sus baterías y poder impulsar el motor; no importa si es un modelo que tengas que volver a casa para conectarla al enchufe o una bicicleta paseo con batería que se extrae para ser cargada.

Bicicletas eléctricas hibridas

A diferencia de éstas, una bicicleta eléctrica hibrida es aquella que contiene una batería que no necesita conectarse a la corriente para cargarse, sino que acude a otras formas, como por ejemplo las que se cargan mientras el conductor pedalea a la inversa o también están las bicis híbridas que no necesitan que hagas absolutamente nada, sólo se cargan con el hecho de que no estés utilizando el motor, no importa si estás en marcha o no.

Que bicicleta eléctrica te conviene más

Obviamente hay mucha tela por cortar al respecto de esto, desde qué tanta distancia recorrerás y por consiguiente cuanta autonomía necesitas, hasta que tanto estás dispuesto a pagar, pero obviamente hay múltiples rangos de precios cuando queremos comprar bicicletas de este tipo; por ejemplo, si se trata de bicis eléctricas hibridas de segunda mano, entonces podemos encontrar precios más accesibles que pueden iniciar probablemente desde los €500, mientras que las que son completamente nuevas no suelen encontrarse por menos de €700.

Bicicletas eléctricas hibridas2

Cuando se trata de andar en bicicleta mujer y hombre tienen diferentes gustos y también necesidades al respecto de algunos puntos, como por ejemplo el asiento, la capacidad de ajustar la altura de las bicicletas, el peso de las mismas en el caso de que sean plegables si piensas utilizarlas solamente durante un tramo y el resto hacerlo en transporte colectivo e incluso hasta pensar en que en algún momento podría necesitar repuestos bicicletas y por consiguiente tienes que asegurarte al comprarla de que hayan distribuidores donde puedas encontrarlos.

Algunas bicicletas pueden llegar a valer hasta más de €3000 si son de marcas que incluso fabrican coches, como Ford, Peugeot y otras, mientras que también los diseños más vanguardistas y estilizados suelen tener costos que sobrepasen los €1000; en conclusión, la decisión de la bicicleta que más te conviene es solamente tuya y la tienes que tomar pensando en los puntos que anteriormente mencionamos, el uso que le darás y si quieres o no tomarte el tiempo de desmontar la batería para cargarla o incluso ingresar la bici al garaje para conectar la un enchufe cada cierto tiempo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies